La minería moderna se caracteriza por ser una minería social y ambientalmente amigable.

“La minería y el medioambiente pueden coexistir eficazmente pero para ello es preciso que existan reglas claras, las que establezcan las normas ambientales para aire, aguas, suelos, flora, fauna y sociedad en conjunto, definiendo con objetividad las instituciones que tendrán
competencia para velar por el respeto y la correcta aplicación de tales reglamentos.”1

La minería y su relación directa con el medioambiente ha sido un conflicto de nunca acabar en toda la historia de la actividad extractiva, sin embargo, la nueva “cultura” de minería busca una armonía entre ambos, garantizando así lo que se denomina una Minería Sostenible.

¿Qué requiere la República Dominicana para una Minería Sostenible?
La respuesta a esta pregunta es evidente. Un marco legal acorde a los Principios Constitucionales, Sociales, Económicos y Ambientales del Siglo XXI. Dicha regulación deberá abarcar disposiciones desde el procedimiento de otorgamiento de concesiones hasta planes de cierre y manejo de pasivos ambientales, salvaguardando siempre la seguridad jurídica y el desarrollo de la nación.

La necesidad de una reforma de la Ley General de Minería de la República Dominicana desde el año 2000 es un mandato legal y está consagrado en la ley 64-00 en su artículo 192 cuando establece “las leyes sectoriales o especiales, decretos y demás disposiciones legales, relativas al medioambiente y los recursos naturales, deberán enmarcarse dentro de los principios y disposiciones de la presente ley y se consideran como complementarias de la
misma.”

República Dominicana aun no ha desarrollado un nuevo marco legal minero pero es indiscutible que el país ha dado pasos significativos en el tema en cuestión como lo es la promulgación de la ley que crea el Ministerio de Energía y Minas. Es en efecto bajo este nuevo marco institucional que las autoridades realizan las consultas pertinentes para accionar en el marco legal existente para la explotación minera, el cual entendemos requerirá
de varios meses y esfuerzos. Se busca con ello promover el consenso en un tema sensible, que afecta a la sociedad en su conjunto.

Es indiscutible que República Dominicana cuenta con un gran potencial en desarrollar una industria minera competitiva que garantice la sostenibilidad y la seguridad jurídica de las inversiones. Este es sin dudas el mayor reto de los próximos tiempos para el sector minero.

1. DE LEON, Rafael Osiris. Agenda Ambiental Dominicana Minería y Medio Ambiente. No.4 Editora Búho. Santo Domingo. 1995. Pág. 66

La firma práctica sostenible es uno de los pilares de Quiroz Santroni. Por esto, la firma se encuentra al frente de muchas iniciativas para el desarrollo de minería sostenible en la República Dominicana y asesora a sus clientes del sector hacia ese norte. Le invitamos a conocer un poco más de los servicios que tiene nuestra firma en los temas de medio ambiente y minería.